Discretamente, el Congreso de Estados Unidos aprueba la marihuana medicinal a nivel federal

El pasado 16 de diciembre, el Congreso de los Estados Unidos aprobó un paquete económico en el que, de manera muy discreta, pero definitiva, se pone fin a la persecusión contra el uso de la marihuana medicinal en los 50 estados de la Unión Americana.

Hasta antes de esta medida, en 32 estados ya era legal el uso de la marihuana medicinal. Además, en 4 de ellos está aprobado su uso con fines recreativos.

La manera en que se dio esta medida fue a través de la redacción de los términos de asignación del presupuesto federal para el año 2015. Dentro las 1,603 páginas del documento del presupuesto se incluyó la prohibición de que la federación gaste recursos en la persecusión de la marihuana medicinal. Esto quiere decir que los agentes federales ya no podrán realizar investigaciones, operativos o detenciones para casos relacionados con el uso terapéutico de la planta.

Lectura relacionada: Legalización de  marihuana reduce muertes por sobredosis de analgésicos en Estados Unidos

El siguiente paso será que los 18 estados donde todavía no se regula a nivel local el uso medicinal de la marihuana se hagan legislaciones al respecto para homologarse con la ley federal. En los estados donde es legal su uso recreativo (aunque no lo es todavía a nivel federal) la administración de Obama ya había decidido dejar de perseguir el uso y la portación, aunque en teoría hubiera un conflicto entre las leyes estatales y federales. Cambió tanto el panorama con las reformas en estos estados, que se dio el caso de Seattle, por ejemplo, donde el gobierno local regresó el dinero a las personas multadas por posesión de marihuana.

Esta decisión, además de que tiene un impacto positivo para Estados Unidos, también tendrá repercusión en Latinoamérica, donde actualmente varios países discuten la legalización del uso medicinal de la cannabis. En Brasil, el poder legislativLa marihuana como analgésicoo anunció que iniciará el debate sobre este tema y en la opinión pública existe ya mucha aceptación sobre el tema, especialmente por el trabajo de una organización de madres de niños con epilepsia que han estado usando cannabidiol (CBD) con mucho éxito, y que han emprendido acciones para importarlo legalmente desde Estados Unidos. El activismo de estas madres puso el tema en la escena pública en Brasil, gracias a un documental llamado Ilegal que narra las historias de vida de estos niños y cómo el tratamiento con CBD les ha permitido recuperarse. Uno de los efectos más recientes de esta campaña, iniciada recién en 2014, es que este mes el Colegio de Médicos ya aprobó que sus miembros receten marihuana (uno de los requisitos para la importación legal de CBD).

En Colombia, por otra parte, recientemente inició este debate en el poder legislativo, y fue aprobado en su primera instancia. Chile ya tiene cultivos destinados al uso medicinal, y en México este año hubo una consulta popular no vinculante (sin efecto legal) en la que la población del estado de Jalisco se pronunció a favor del uso medicinal de la cannabis.

Sin duda, la decisión de Estados Unidos acelerará estos procesos en Latinoamérica y en el mundo. Uruguay ya legalizó el uso medicinal, industrial y recreativo de la marihuana, por lo que podemos considerar a estos dos países como los polos que lideran este movimiento en el continente americano. Siendo México el vecino inmediato de Estados Unidos, es imperativo que se reconsideren aquí las leyes sobre la marihuana, pues resulta absurdo seguirle haciendo la guerra a una planta con la que EU ya ha firmado la paz.

 

There are no comments yet, add one below.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Captcha (resolver para verificación) * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.