Entrevista a Alejandro Madrazo, parte 1: las iniciativas para la legalización de la cannabis en México

En entrevista exclusiva con LegalizaColima, Alejandro Madrazo, académico especialista en temas de derecho y salud, nos explica el panorama actual en México en cuanto a los procesos para legalizar la marihuana, y habla de qué se busca a través de estas iniciativas. Alejandro Madrazo es doctor en Derecho por la Universidad de Yale y actualmente director del Programa de Derecho a la Salud de la División de Estudios Jurídicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Una de las áreas de este programa es el de Control de Substancias, y por su trabajo desde la academia y como asesor para la redacción de propuestas legislativas, Alejandro Madrazo es considerado uno de los principales expertos en Latinoamérica sobre derecho y drogas.

 

Alejandro, gracias por acceder a esta entrevista con LegalizaColima. Para empezar, nos gustaría preguntarte: ¿Cómo está el panorama actual en México respecto a las iniciativas para legalizar la marihuana?

Voy a empezar por la iniciativa en la Asamblea Legislativa del DF. A principios de 2014, en la Ciudad de México se presentó una iniciativa apoyada principalmente por Estela Damián y Vidal Llerenas, buscando dos cosas fundamentalmente: por una parte, la descriminalización de los consumidores a través del Principio de Oportunidad. Esto quiere decir que, sin despenalizar, se legislara el que tiene que ser prioritario perseguir otros delitos más graves antes que perseguir los delitos contra la salud de competencia local, del gobierno del DF, siempre y cuando siguieran abiertos delitos más graves. Es decir, si hay un homicidio abierto, no debes irte tras un poseedor de marihuana.

Esa iniciativa fue presentada en su momento y fue negociada en la Asamblea Legislativa a lo largo del año y reunió el apoyo de otro grupo de diputados, entre ellos Fernández Santillán, que representa a un grupo importante de diputados, y en la negociación lo que resultó fue que esa parte de la iniciativa, de focalización, se quedaba. Pero la otra parte de la iniciativa original, que era el establecimiento de espacios de abastecimiento seguro, era complicada porque el cultivo no podía regularlo la Asamblea Legislativa.

 

¿Esto se refiere a clubes de cultivo?

No, no son los clubes. Una cosa son los clubes cannábicos, que son los propios consumidores cultivando; esos no los puede regular el Distrito Federal, porque el cultivo no es parte de su competencia, que es solo federal. Esto, desafortunadamente, no estaba en la iniciativa porque no se podía legislar sin caer en una invasión de esferas de competencia de la Federación.

La propuesta de los espacios de abastecimiento seguro consistía en regular el espacio de abastecimiento al cual llegaría marihuana ilegalmente cultivada, pero vamos, una vez en el espacio de abastecimiento seguro ya es competencia del Distrito Federal, y ahí lo que se proponía era precisamente eso: mientras fuera en esos espacios, y esos espacios cumplieran con ciertas reglas, entonces no se iba a perseguir, siempre y cuando hubiera otros delitos abiertos (y bueno, siempre hay delitos de homicidio abiertos en nuestro país). Entonces para efectos prácticos es: mientras cumplas con ciertas condiciones de reducción de riesgos y de daños, y estés en este espacio de abastecimiento seguro, no va a ser perseguido.

La negociación con el grupo de diputados que se interesó en parte de la iniciativa (pero no en toda) fue que quedaban fuera los espacios de abastecimiento seguro. Entonces va a haber una focalización en la persecución, una priorización en la persecución, que efectivamente te permita descriminalizar a los consumidores y a los poseedores, pero sin los espacios de abastecimiento seguro.

En este sentido, es una ley que está debilitada. No es tan buena como la propuesta original, pero hay que tener en cuenta que obedece a razones políticas, y que esas razones políticas la hacen más viable de ser aprobada. Entonces ese es el cambio que hubo recientemente en la iniciativa, vamos a ver cómo prospera esta versión de la ley en su viabilidad política.

 

¿A nivel federal cuáles son las propuestas para legalizar la marihuana?

En paralelo a la iniciativa del DF, a nivel federal se presentó otra que tenía dos grandes componentes. Uno era reconocer ciertos usos terapéuticos de la cannabis. Otro era modificar las tablas de cantidades permitidas (una iniciativa de Fernando Belanzuarán) de forma que realmente fuera eficaz y efectiva la descriminalización del consumo, la posesión y la distribución de marihuana. Otro aspecto de esta iniciativa era transferir a las entidades federativas facultades para poder regular toda la cadena. O sea, que el cultivo de ciertas cantidades fuera competencia de las entidades federativas.

Esta iniciativa a nivel federal hasta ahora está congelada. Apareció otra iniciativa de preliberación de presos por delitos contra la salud, que fue dictaminada positivamente y va avanzando. Y, por lo que entiendo, en el Senado hay negociaciones para trabajar en el tema de la modificación de las tablas.

Entonces, ¿en qué estamos ahorita? Estamos con iniciativas serias, que hablan de dos cosas distintas: una es, fundamentalmente, hacer mejor la descriminalización para que ya no sean perseguidos los consumidores como lo son; y otra es reconocer y completar la esfera de facultades y competencias de los estados para que éstos puedan diseñar, dentro de un ámbito todavía restringido, sus propias políticas de drogas, y permitan la descriminalización, no solo de la posesión y el consumo, sino también del cultivo, y ahí sí, sería el autocultivo.

 

Considerando la situación política actual del país y la manera en que funciona nuestro sistema legal, ¿crees que la legalización plena de la marihuana en México llegará por la vía federal, o tendrá que ser a nivel local, estado por estado?

Yo creo que una de las cosas que caracteriza a la situación política que hay en México es la imprevisibilidad. No sabemos qué va a pasar, no sabemos cómo van a cambiar las cosas, y qué tan rápido puedan cambiar. Y en ese sentido, el camino es tener la capacidad institucional, los recursos humanos, etc., desarrollados, para poder tener incidencia en las ventanas de oportunidad que se vayan abriendo. Si se abre a nivel federal, hay que irnos al nivel federal. Si se abre a nivel local, hay que irnos por el nivel local.

No sabemos por dónde va a cambiar, pero la tensión es tal que algo va a cambiar. Vamos, está cambiando la actitud y está cambiando, en general, el discurso. Puedes ver las declaraciones del nuevo director del Conadic, Manuel Mondragón, al inicio de su gestión, usando palabras discriminatorias como “mariguaneros”; y después, en las versiones posteriores, de unas semanas, no mucho tiempo después, habla ya de que “estamos preparados para discutir la legalización”.

Entonces lo que te diría es: es imprevisible cuándo va a ocurrir el cambio, por dónde, y cuáles son los detalles de cómo va a ocurrir el cambio. Lo que yo te diría que me parece que es certero es que va a ocurrir el cambio. A nivel mundial y a nivel interno se está generando ya una presión tan grande, que resulta insostenible mantener la prohibición, y más una prohibición tan beligerante y tan violenta como la que ha sostenido el gobierno mexicano.

 

Lee la segunda parte de la entrevista a Alejandro Madrazo

Sigue a Alejandro Madrazo en Twitter

 

Imagen: http://imahb56.deviantart.com/art/Marijuana-Leaf-317085350

There are no comments yet, add one below.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Captcha (resolver para verificación) * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.