Lecciones para legislar en torno a la marihuana en Colima

La semana pasada tuvimos la noticia de que en el DF el diputado Vidal Llerenas, del PRD, introdujo una iniciativa a la Asamblea Legislativa del DF para que se despenalice la portación de hasta 30 gramos de marihuana en esta ciudad, con la finalidad de evitar que los consumidores sean arrestados por posesión y se les den penas carcelarias como si fueran traficantes. Esta propuesta representó, en cierto modo, un paso hacia atrás respecto a la postura que previamente había mantenido el diputado Llerenas (que, por cierto, es colimense), pues anteriormente su propuesta consistía en la legalización de la marihuana, una idea que no fue muy bien recibida por el resto de los diputados de la ALDF, en particular los de oposición.

Sin embargo, a pesar del aparente retroceso, hay una lección muy valiosa en lo que acaba de pasar en el DF. Contrariamente a lo que muchas veces ocurre en la manera en que el PRD redacta propuestas de ley (e impugnaciones electorales), en esta ocasión hubo una estrategia muy bien planteada, apegada al sentido común y a la buena planeación. Cuando el diputado Llerenas se dio cuenta de que someter a votación un proyecto de ley impopular podría representar un paso hacia atrás en el camino, decidió cambiar el rumbo, y hacerlo con el apoyo de personas que, desde la academia, han estudiado estos temas, como el doctor Alejandro Madrazo, quien trabajó en la redacción del nuevo proyecto de ley.

¿Cuál podría haber sido el otro camino a seguir para Vidal Llerenas? Empujar el proyecto de ley original a la votación en el pleno y obtener una votación en contra, provocando que el tema se archivara y que tuvieran que pasar años para poder ver un nuevo avance en materia de legalización de la marihuana y de garantías a los derechos de los fumadores. Sin embargo, la estrategia fue más inteligente: dar un paso para atrás para luego dar dos pasos hacia adelante. Al ver que la legalización plena de la marihuana no contaba con los votos suficientes, se reestructuró el proyecto no hacia la legalización, sino hacia la despenalización de los consumidores a través de la extensión en el límite de hierba que una persona puede traer consigo. Esto es un gran avance, en realidad. Si bien nos sigue dejando a los consumidores en desventaja porque a los ojos de la ley seguimos siendo criminales por el hecho de hacer con nuestro cuerpo lo que se nos antoja (fumar cannabis, en este caso), sí es un primer paso en el camino hacia una reconsideración de la planta. Ya que por lo visto  no estamos a la altura de sociedades (y legisladores) como Uruguay, donde la marihuana ya es totalmente legal (y controlada por el Estado), por lo menos vamos avanzando poco a poco hacia un escenario más progresista y justo.

Esto viene al caso con Colima porque el diputado local Francisco Rodríguez, uno de los dos de la bancada perredista (“dos” es un decir, el otro en realidad es panista), hizo unas declaraciones en el sentido de que “debe aprobarse la legalización de la mariguana como una política pública de salud, algo que haría que su venta deje de ser negocio para el crimen organizado”, según nota del portal de noticias AFMedios.

Meses antes, el otro diputado de la bancada perredista, Rafael Mendoza, había expresado estar en contra de la legalización de la marihuana, o sea que si Francisco Rodríguez introduce esta iniciativa, no contará ni siquiera con el apoyo del otro legislador de su partido, y todo el proceso significará un retroceso grave. En el PRD Colima hay antecedentes de diputados que, por su mal desempeño, terminan dañando las iniciativas progresistas. Recordemos el caso de Adolfo Núñez.

En agosto de 2009, el diputado local Adolfo Núñez, del PRD, propuso la creación de la figura legal de sociedades de convivencia, que permitiría, en la práctica, la unión legal de las parejas del mismo sexo. Sin embargo, el texto de esta propuesta era literalmente un copy-paste de la que se había presentado en el DF; no se había hecho un trabajo previo de sensibilización sobre el tema, no .

La iniciativa fue un fracaso, y solo dio pie a que una legislatura después el PRI impulsara, a través de la organización Cedise una iniciativa para los enlaces conyugales que, sin mayores derechos o alcances, ofrecía una alternativa simbólica a las parejas del mismo sexo (ya fue declarada anticonstitucional por la Suprema Corte). Adolfo Núñez no tenía interés alguno en los derechos de las parejas homosexuales, simplemente quería que su nombre sonara un poco antes de las siguientes elecciones (donde no ganó nada) y lanzó la iniciativa a pocas semanas de que terminara la legislatura, sin un trabajo previo sobre el tema.

La experiencia de Adolfo Núñez nos sirve de ejemplo de cómo no se debe legislar sobre temas controversiales. Existe el riesgo de que uno de los diputados locales de oposición, ahora que se acercan las fechas electorales, quiera llamar la atención y, semanas o meses antes de las elecciones, introduzca en el Congreso local la iniciativa para legalizar la marihuana sin buscar consensos, sin el apoyo de organizaciones sociales, sin una campaña previa de sensibilización y educación, etc.

En LegalizaColima estamos a favor de la legalización de la marihuana, pero creemos que esto se tiene que hacer con mucha inteligencia, y no como una ocurrencia de un político que busque reflectores. Por eso no cremos que sea conveniente introducir en este momento al Congreso de Colima una iniciativa concebida al vapor. Antes de eso hay que hacer mucho trabajo previo de educación, información y desmitificación de la marihuana, y hay que entender a nivel local sus beneficios y sus riesgos.

Por lo pronto, podemos aprender de lo que pasó en el DF y recordar que a veces hay que sacrificar lo inmediato a favor de un proyecto más a largo plazo. Al fin y al cabo, la nuestra es una lucha paciente.

 

There are no comments yet, add one below.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Captcha (resolver para verificación) * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.